Ayer hablamos de las posibles crisis a las que puede enfrentarse una organización. Hoy, en QDR Comunicación, os vamos a dar algunos consejos para la creación de un efectivo de Plan de Crisis.

Consejos

  1. Tenemos que poner al público en primer lugar. No vamos a gestionar bien una crisis si anteponemos a la empresa. La única forma de contribuir a la resolución de la crisis es poner en primer lugar al público, especialmente a aquel que se ha visto afectado.
  2. Asumir responsabilidades, si las tenemos. Tenemos que ser honrados, no mentir, ni dejar nada sin respuesta. No podemos negar nuestra parte si hemos sido responsables.
  3. Gestionar la información que vamos a facilitar a los medios y los públicos. Debemos tener un único portavoz, para que los mensajes que se transmitan no sean contradictorios y este tiene que trabajar para no ceder nunca la iniciativa. Las primeras horas son importantes desde el punto de vista del portavoz para crear confianza y para asegurarnos que somos nosotros, como organización, los que marcamos la agenda de comunicación.
  4. Establecer un centro de información desde el que controlar los mensajes y la información que se suministra. La información no se puede contradecir, tenemos que proporcionar información constante y coherente.
  5. Adaptarse a los medios. Hay que saber cuáles son las necesidades de cada medio y suministrar la información que estos demandan. No podemos pedirles que se adapten a nosotros, porque buscarán otras fuentes y no queremos eso. Hay que informar, aunque sea para decir que nada ha cambiado.
  6. Ser accesibles. Tenemos que ser accesibles pues la familiaridad aumenta la confianza.
  7. Atender a los públicos clave. El público es una parte legítima de todo el proceso y nuestra obligación es calmarlo y atender a los afectados. También debemos considerar a las cadenas de distribución, que pueden estar alarmadas.
  8. Hacer un seguimiento. Debemos seguir todo lo que se produce, todo lo que se dice, para percibir las tendencias y poder afrontarlas, pues una de las características que definen a las crisis es que no son estáticas, evolucionan en el tiempo.