Un viaje por el taller de dEmo

Escrito por el 24 julio, 2018

dEmo, escultor getafense

Eladio de Mora, más conocido como dEmo, es un artista getafense reconocido a nivel nacional e internacional. Este escultor ha expuesto sus esculturas en algunos de los principales edificios de Madrid, e incluso en ciudades como New York y Miami. En el siguiente enlace podéis ver el vídeo en el que se muestra la entrevista al completo al artista.

 Para dEmo el arte es una forma de vivir. Este artista asegura que sin su obra “no sabría vivir, es una forma de libertad, un motor de pensamiento”. Sus esculturas, en muchas ocasiones están integradas en el entorno, ya que dEmo pretende crear con la escultura “un signo de identidad con el lugar en el que se coloca”.

Así sucedió con Nesi, el mounstruo de colores que De Mora creó para colocar en una rotonda situada en la Avda de la Reina Sofía. Esta escultura inspirada en la obra de Gaudí se creó para aportar color a las rotondas de Leganés  y se ha convertido en “una identidad del municipio”.dEmo

La escultura. El hijo pobre del arte

DEmo comenzó como pintor, pero pronto decidió dedicarse al llamado “hijo pobre del arte”. El motivo es sencillo, mientras las galerías de arte siempre estaban ocupadas, “los museos tenían toda la fachada libre”, asegura.

De esa forma colocó sus buzos blancos en Valencia “para que la gente se diera cuenta de lo que había sido para la ciudad abrirse al mar” e instaló su rana de la fortuna cerca del Casino de Madrid.

Sacar su obra a la calle es  para dEmo “la mejor manera de dar visibilidad al arte”, que para este escultor es “una forma de ver la vida de manera diferente, que hace meditar, da otras respuestas”.

Hoy, dEmo está trabajando en una escultura de ocho metros que se instalará en la calle principal de una de las ciudades más significativas de España. Eladio de Mora comenta para El Inmobiliario de Leganés su particular visión sobre el arte y otros asuntos relacionados.

¿Qué es el arte para dEmo?

Es una forma de vivir. Desde pequeño tengo esa sensibilidad y es como para mí respirar. Sin el arte no sabría que hacer, es una forma de libertad, de expresarte y un motor del pensamiento. Para mí la escultura es como un altavoz. Cuando hago instalaciones temporadas y repito los osos y pongo la misma pieza en los mismos colores, cada vez quieren ver un oso de diferente color. Esto es como un altavoz que da la misma idea de forma multiplicada.

¿Qué intentas transmitir con tus obras?

Primero que no cause ningún daño a la gente. Cuando un político me pregunta que pasa cuando pones una escultura en una rotonda yo lo que les digo es que pasa lo que sucedió con la menina de Burgos. Era carísima y la gente criticaba, pero a los dos meses no dejaban que se la llevaran. Con la escultura se crea un signo de identidad con el sitio donde se pone. El otro día fui a una ponencia por la Fashion Week de Madrid y hablábamos sobre cómo la moda es una industria, así como el cine y el arte. Para mover una pieza necesito barcos, grúas… no nos damos cuenta de que es un motor de la industria.

¿Es fácil hacer escultura en España?

Yo lo hago todo aquí. Cuando voy a París y pongo mis piezas, como en los jardines de las Tullerías de París, me atienden muy bien. También he puesto mi obra en una exposición de la Quinta Avenida. El David se instaló en Miami en solo dos meses, cosa que aquí sería mucho más difícil. Tenemos otras prioridades, no se dan cuenta de que la cultura genera turismo. Por ejemplo, mucha gente pasa por la rana que he puesto en el Casino y le pasa los décimos de lotería para que les de suerte.

¿No se valora el arte en nuestro país?

Es otro mundo. Yo creo que muerto te valoran más, pero yo me considero un privilegiado porque tengo mi obra en la calle. Por ejemplo, cuando puse la Rana de la Fortuna en el Casino de Madrid fue conmemorando que hacía 25 años que no se podía poner ningún casino dentro de la ciudad de Madrid. Esta Rana de la Fortuna era también como un guiño a la ciudad, porque antiguamente la Castellana eran todo chalets. Era una vuelta a la naturaleza. Aún siendo una donación, la rana tuvo que pasar tres comisiones y nueve meses para poder colocarla en Madrid. Es difícil poner una obra. Además, después de colocarla, aunque sea permanente hay dos años en los que si no  gusta la obra la devuelven.

Muchas esculturas tuyas tienen que ver con los animales ¿Por qué?

Una cosa te va llevando a otra. Ahora estoy viendo una escultura de ocho metros que tengo que hacer para una de las principales ciudades de España. Para construirla he buscado un cemento blanco que venden solamente en Madrid. Se llama cemento Desi, es un cemento con resinas que vale para exteriores. Empecé por los osos, que era el animal europeo porque quería hablar sobre el medio ambiente, me interesa lo que pasa con la naturaleza y el ser humano. De todas formas, lo bueno de este mundo es que el artista tiene la libertad de hacer lo que quiera.

Háblame del Mounstruo de Leganés

Yo les presenté varias propuestas y me dijeron que querían algo parecido al mounstruo del lago Ness y que además, fuera del tipo: Gaudi y me enseñaron unos asientos de colores. Resultó que aquí la mayoría de las esculturas estaban hechas en un acero más oscuro y le gustó a la gente. Hoy han hecho comics, cosas para pintar… se ha puesto incluso nombre, se llama Nesi. Una escultura así da otra identidad al municipio. También he hecho otra rotonda de mujeres y la rotonda Vientos del sur, que es como una espiral en acero inoxidable que según vas dando la vuelta a la rotonda ves cómo se va moviendo. Vientos del Sur es más abstracto y tiene mucho hierro.

Empezaste haciendo pintura. ¿Por qué te pasaste a la escultura?

La escultura es como el hijo pobre del arte. Sucede que cuando llegaba a los museos o a las galerías estaba todo ocupado y se me ocurrió que en los museos tenían toda la fachada libre. Por ejemplo, en Valencia acababan de abrir la ciudad al mar y por eso se me ocurrió poner 12 buzos blancos como una crítica al ser humano para que la gente se diera cuenta de lo que había sido para la ciudad abrirse al mar. Al poner las obras en las fachadas de los museos enseguida la gente te conoce, tienes una visibilidad más rápida.

¿Cuánto cuesta una obra de dEmo?

No tiene precio. Lo que ocurre es que cuando pones algo en la ciudad o en un espacio público te la estás jugando. Si se da bien te funciona y te da visibilidad, pero hay que seguir luchando. Yo convino mi obra con el diseño de botellas de vino, premios, relojes…

dEmo: Al poner las obras en las fachadas de los museos enseguida la gente te conoce, tienes una visibilidad más rápida

¿Dirías que el espíritu del aquí y ahora que predomina en nuestra sociedad resta calidad al arte?

No lo creo, aunque necesitas que la gente se fije enseguida en tu obra. Cuando puse los patos en la Castellana los tenía construidos desde hacía tres años y guardados en cajas enormes porque justo cuando habían aprobado la instalación pusieron la norma de que ya no se podía poner nada en las fuentes. De repente, un día me llamaron y me dijeron que había una posibilidad de que pusiera los patos en la Castellana por motivo de la Noche en Blanco. Al día siguiente había que quitarlos, pero se me ocurrió decir que se me había roto la grúa y allí estuvieron una semana hasta que me obligaron a quitarlos, de esta forma tuvieron más visibilidad. Con los patos quería rememorar la Castellana cuando era un paso de animales en lugar de un paso de coches.

¿En qué artistas te inspiras?

Me inspiro en Barceló, en Tàpies… les veo como si fueran espejos.

¿Qué recomendarías a un artista que acaba de comenzar?

Que le vean, que haga muchas colectivas, que se junte con más artistas para que vaya abriendo su mundo. Sobre todo que salga y que viaje. Ahora tenemos una ventaja que antes no teníamos, que es internet y hay asociaciones de editores o de artistas.

¿Hacia dónde va el arte?

El arte no es que vaya, el arte está. Está metido en nuestras vidas. El arte te hace meditar, te da otras respuestas y es una forma de ver la vida de manera diferente.

¿Cuáles son las tendencias?

Muchos hablan de la nueva pintura, que yo la veo en los ingleses, es más realista, con más retratos… yo creo que, como en la moda, está todo inventado. Todo existe, solamente es necesario darle otra vuelta y sacarlo de contexto.

Visita nuestra web,o síguenos en Facebook y Twitter para más información de actualidad de Leganés y alrededores.

A continuación, podéis ver el vídeo en el que se muestra la entrevista de dEmo al completo.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist