El estado de alarma decretado por el Gobierno con motivo del coronavirus también ha traído consigo una gran cantidad de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por parte de muchas empresas en España.

El objetivo de estos ERTEs es facilitar la situación de las empresas y minimizar los daños económicos causados por la crisis sanitaria debido a un parón general de la producción.

Pero sobre todo, esta medida se ha contemplado como alternativa al ERE para proteger a trabajadores y familias españolas. Esto se explica por su carácter temporal, justificado por razones económicas o de producción, lo que conlleva a que, vuelta a la normalidad, los empleados afectados irán recuperando sus puestos de trabajo.

En lo que a comunicación de empresa refiere, la clave reside en la transparencia informativa. Transparencia y franqueza a la hora de comunicarles a nuestros trabajadores las medidas tomadas por la empresa.

Si eres líder o estás en puestos de cargo de una entidad y te ves en esta situación, nuestros asesores de QDR Comunicación te recomiendan que hables con tus trabajadores con total sinceridad pero, sobre todo, que inviertas el tiempo que sea necesario en explicar detalladamente qué es un ERTE y cómo se va a desarrollar. Los trabajadores deben ser totalmente conscientes de cómo les va a afectar y de los tiempos establecidos para volver a recuperar su puesto de trabajo.

De nuevo en esta entrada debemos hacer referencia y mención a la comunicación interna, ya que es muy importante en épocas de crisis como la que experimentamos actualmente.

De esta forma, la manera en la que gestionemos la comunicación interna de nuestra empresa -con el conjunto de los empleados- será crucial: tenemos que cuidarla para evitar que nuestra imagen se vea perjudicada.

Desde QDR te recomendamos que, al comunicar sobre la necesidad de hacer un ERTE, recalques sobre todo el carácter excepcional y temporal del mismo. Es prioritario que, aunque hables con franqueza, cuides a tus trabajadores y trates de protegerles y tranquilizarles en la medida de lo posible.

Este gesto será muy valorado por parte de tu plantilla, que agradecerá y entenderá mejor que es una medida necesaria debida a factores externos (en este caso, de una magnitud importante al tratarse de una crisis sanitaria).

De esta forma, entonces, garantizarás una plantilla de empleados leales, que siempre serán tu mayor valor y contribuirán a extender una buena imagen de marca. y reputación.

También debes hacer comprender a tus empleados que los ERTEs se realizan precisamente para poder preservar todos los puestos de trabajo de la compañía. Esto ayudará a reforzar ese sentimiento de pertenencia del que tanto hemos hablado en las últimas entradas del blog y fomentará valores como la solidaridad, la empatía y la generosidad.

En último lugar te recomendamos que apuestes más que nunca por un tono cercano y humano, mostrándote más como un amigo, un igual, un compañero antes que un jefe. Optar por esto ayudará a suavizar la dureza de las palabras. Ten en cuenta que para tus empelados verse afectados por un ERTE puede suponer importantes y negativas consecuencias.

Durante el tiempo que dure la suspensión de los contratos, no te olvides de tus empelados: intenta saber de ellos de vez en cuando, vete informando con frecuencia de cómo se desarrolla el asunto… de esta forma contribuirás a que se sigan sintiendo parte de la empresa, tal y como realmente son.

Recuerda que es clave reconocer y agradecer el esfuerzo y la colaboración de todos los equipos y trabajadores. En una situación como esta, solo el trabajo en equipo, el “todos a una”, puede ayudarnos.

Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Inmobiliarias en leganés grupo em Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Quórum 2000 Construcción Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés LGN Radio LGN Noticias LGN Ocio Lega Integra Academia Cronos